Retomo el Blog

Ha pasado muuuuuucho tiempo desde la última vez que escribí… mucho más del que me hubiera gustado y desde luego mucho más del que debería… pero hoy me siento delante del teclado con la firme convicción de que voy a volver… ¡¡¡Vamos!!!

En verdad debo decir que si he dejado el Blog no ha sido porque me haya cansado de él ni mucho menos, sino simplemente porque no me daba la vida. De hecho, sigue sin darme, pero bueno, las ganas de retomarlo son más fuertes que nunca.

Los últimos meses de mi vida

Han sido muchos meses los que han pasado desde la última entrada. Nada más y nada menos que 15. En otoño de 2013 decidí dar un giro a mi vida y dejar un trabajo que me hacía infeliz, y aunque esperaba que eso me ayudaría a poder dedicarle más tiempo al Blog, lo cierto es que ocurrió justo lo contrario.

No voy a explicar ahora por todo lo que pasé los meses siguientes a esa decisión, porque eso da para mucho más de lo que pretende abarcar esta entrada. De hecho, me gustaría escribir sobre eso en los próximos posts porque me parece que a mucha gente le interesará, y desde luego es una experiencia que me apetece mucho compartir con quien la quiera leer.

El Blog durante todo este tiempo

Como decía, creo que a mucha gente le interesará esta experiencia. Y lo creo porque durante estos meses he recibido muchos correos de personas que estaban atravesando por una situación parecida. Aunque no detallé demasiado acerca de lo que pasaba por mi cabeza y que me impulsó a tomar la decisión de darle un giro a mi vida, creo que mucha gente se sintió identificada, y por eso muchos me escribieron para preguntarme qué tal me fue. También hubo personas que dejaron algunos comentarios aquí y allá en el Blog.

A todos ellos quiero pedirles perdón. A quien pude le fui contestando sobre la marcha, pero ha habido muchos más que no han recibido respuesta por mi parte, que los que sí la recibieron. Espero que todos entiendan que anduve muy ocupado en otros proyectos, y no podía dedicarle la misma atención al Blog.

Por otro lado, entremedias tuve un problema con el servidor y tuve que cambiar el hosting del Blog. De hecho, ahora me he dado cuenta de que algunas entradas se habían perdido, y que algunas imágenes habían desaparecido. Pero lo peor es que creo que hubo mensajes que no llegué a recibir porque nunca me llegaron al mail.

Por eso, pido perdón por mi silencio a los que me pidieron consejo.

El futuro del Blog

Con los deseos de Año Nuevo, pedí uno muy especial: tener fuerzas para dedicarle más tiempo al Blog. Me he propuesto retomarlo y darle algo más de vidilla, porque creo que hay mucha gente dispuesta a participar, a hablar y a ser escuchada. Y ése es justo el motivo por el cual inicié esta aventura. Así que manos a la obra, y a contar de nuevo mis andanzas, que en el peor de los casos, creo que es algo que a mí me vendrá muy bien 🙂

No tengo muy claro sobre qué iré escribiendo, pero casi seguro que las próximas entradas las dedicaré a contar qué tal han ido los últimos meses, con qué dificultades me he ido encontrando, y cuáles son las cosas que he ido aprendiendo. Y luego ya veremos, como dice un amigo mío constructor, la obra lo irá pidiendo. Lo que sí que me he marcado como objetivo es escribir al menos una entrada a la semana como mínimo. Ojalá puedan ser más, pero como poco una a la semana me parece lo mínimamente razonable.

Así que sin más por el momento… ¡Hasta pronto pues!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *